“EL 49% DE LA POBLACIÓN DEBERÍA CUMPLIR CON LAS NORMAS DE ACONDICIONAMIENTO TÉRMICO”

Medio: ARQA

En la Argentina existen tres regulaciones legales de aislación térmica que deberían cumplirse en todas las construcciones sustentables pero es poco lo que en realidad se verifica.

En la actualidad, Argentina tiene tres plexos jurídicos que regulan las condiciones de las construcciones respecto del acondicionamiento térmico y que además especifican cuáles son las zonas de influencia de dicha normativa: la Ley 13059, reglamentada en 2010 para la Provincia de Buenos Aires y que abarca a  15.625.000 habitantes; la Ordenanza 8757 reglamentada en 2011 para la ciudad de Rosario que contempla a 1.036.000 personas y la Ley 4458 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, correspondiente al año 2012 y comprende a 2.891.000 habitantes.

Estas leyes dividen a la Argentina en seis grandes zonas bioambientales o bioclimáticas, siendo la zona norte la más cálida (zona I) y la sur (zona VI), la más fría. Estas segmentaciones dependen de los factores climáticos de la región, como la temperatura, la humedad y el viento.

Con estas normativas legales, el 49% de la población del país debería estar acatando las regulaciones de aislamiento térmico, pero la realidad es que prácticamente se ignora”, manifestó Omar Eidelstein, vicepresidente de Sipanel, durante su participación en el evento Encuentro desempeño y sustentabilidad en la industria de la construcción, organizado por Dow Argentina el 18 de octubre en Neuquén. “Si una construcción no ‘verifica’ con las normativas, entonces no es legal y debería tener su aprobación final”, dijo Eidelstein y explicó que el profesional debe completar un formulario y denunciar cuál es el balance térmico respecto de la construcción de que se trate y de qué manera aísla los muros y los techos. “El organismo de contralor, o sea el municipio, no debería aprobar ni otorgar el ‘final de obra’ a aquellas construcciones que no verifican con el acondicionamiento térmico dispuesto por las leyes mencionadas”, agregó el directivo.

Estas leyes son de cumplimiento local, pero desde Sipanel bregamos para que sean de orden nacional”, añadió Eidelstein. En este sentido, una forma de corregir esta situación es llevar a cabo edificaciones sustentables con paneles termoaislantes que ayudan al ahorro energético en un 70% en el consumo y además una reducción en los costos y materiales de la construcción. “Por eso, estamos invirtiendo en capacitación y actualización para profesionales que se encargan de proyectar y construir, para que se informen del nuevo marco regulatorio para las construcciones”, concluyó.

Deja un comentario