Paneles con perfil ecológico

La Nación

  Con una nueva línea de elaboración, Sipanel puede fabricar hasta un millón de metros cuadrados por año.Cuenta con dos plantas, una en La Matanza y otra en San Martín de los Andes, donde trabajan 25 personas.

 La sustentabilidad va ganando terreno progresivamente en todo lo que se refiere a obras. Y en lo que respecta a sistemas constructivos, Sipanel, fabricado por la firma Wallpanel SA, es un ejemplo. Se trata de un sistema constructivo compuesto por muros exteriores e interiores, techos y autoportantes, que cumple con los estándares de ahorro energético de las nuevas normas que regulan la eficiencia térmica. Es exacto, se adapta a todo proyecto, no tiene desperdicios, es más liviano, más rápido de colocar y más resistente que el sistema tradicional. Cumplen con las normas IRAM y certificación CAT para todas las zonas bioambientales del país.

Omar Eidelstein, socio de Wallpanel, comentó: “Se fabrica con diferentes paneles constructivos compuestos por dos placas de Orientated Strand Board (OSB), unidas por un núcleo de espuma rígida de poliuretano de alta densidad”.

Con dos plantas productoras de unos 3000 m2 (una está en La Matanza, que es donde se encuentra la mayor capacidad productiva, y la otra en San Martín de los Andes, que si bien está en remodelación sigue operando), la firma cuenta con una dotación de 25 empleados y con la nueva línea de producción se pueden fabricar hasta 1.000.000 de m2 por año.

“Hemos realizado exportaciones puntuales a Grecia y Uruguay. Estudiamos el mercado internacional y advertimos que el déficit habitacional es un problema endémico. Haremos pie en nuestro país y luego veremos cómo podremos atender la plaza internacional”, afirmó Mauro Querejeta, otro de los socios de Sipanel. Además de las fábricas dispone de una oficina técnica en Norcenter Buenos Aires, desde hace un año, y una representación oficial.

Se invirtieron más de 30 millones de pesos en las aperturas de las oficinas y ambas plantas. La de San Martín de los Andes se inauguró hace ocho años y la de La Matanza, hace dos.

“Hemos desarrollado un know how que nos permitiría replicar nuestra planta modelo de La Matanza en cualquier lugar del mundo”, amplió Eidelstein.

“La construcción Sipanel es más fuerte que la construcción tradicional y tiene grandes capacidades estructurales, como ser resistente a sismos y fuego, y de gran capacidad de aislación térmica. Construir con Sipanel no genera residuos, se adapta a cualquier proyecto arquitectónico, es más liviano, reduce los tiempos y la mano de obra, y ahorra más de un 50% de energía (frío calor)”, agregó Querejeta.

En la construcción actual, por ejemplo en Chile, “el mercado creció exponencialmente del 4 al 44% en sólo cinco años. En el sur de nuestro país se está imponiendo entre los usuarios más exigentes. En Buenos Aires creemos que podremos tomar una porción del mercado en cuanto logremos modificar la percepción del sistema constructivo”, comentó Eidelstein.

Las empresas de instalación certificadas por Sipanel manejan valores que oscilan entre los 400 y 500 pesos por m2 de obra, no m2 de muros. Este costo incluye kit Sipanel llave en mano. “Somos los únicos en el país en fabricar este sistema constructivo en seco. La falta de energía y la búsqueda de tecnología nos ponen en una posición muy favorable en el futuro”, concluyó Querejeta..

Ver nota completa aquí.